LAS ORGANIZACIONES SOCIALES DENUNCIAMOS UNA CAMPAÑA DE AGRESIONES RACISTAS Y XENÓFOBAS

Ha habido 8 ataques contra sedes de entidades sociales durante julio y agosto

LAS ORGANIZACIONES SOCIALES DENUNCIAMOS UNA CAMPAÑA DE AGRESIONES RACISTAS Y XENÓFOBAS

CONTRA LAS PERSONAS INMIGRANTES EN VALÈNCIA

Apostamos por la convivencia, la comunicación y la relación positiva entre las personas con diferentes valores culturales que conformamos hoy la sociedad valenciana. La diversidad cultural es un factor de riqueza para nuestra sociedad

El racismo y la xenofobia están en auge y la sociedad valenciana no es una excepción. Habitualmente, numerosas personas, por motivos de origen racial, étnico o nacional, son tratadas de forma discriminatoria y con intolerancia respecto a otras en la misma situación. Y todos los años se producen hechos violentos contra personas extranjeras o sus bienes y la discriminación hacia la comunidad gitana en el acceso al empleo, vivienda, bienes y servicios sigue siendo uno de los problemas sin resolver en nuestra comunidad. Oficialmente, las cifras no son muy llamativas: en 2017 hubo en la Comunidad Valenciana 38 casos de discriminación, según el Consejo para la Eliminación de la Discriminación Racial o Étnica, y 87 incidentes vinculados con delitos de odio, según el Movimiento contra la Intolerancia. Pero las mismas entidades que realizamos los registros somos conscientes de que solo se denuncia un mínimo porcentaje de los casos porque las víctimas tienen miedo a represalias –tanto directas del agente discriminador como por parte de la entidad o institución que no les presta un trato en igualdad de condiciones- o porque las personas inmigrantes, gitanas y otros grupos vulnerables tienen interiorizados y asimilados como hechos naturales en su vida cotidiana las discriminaciones, incidentes de odio y agresiones xenófobas y racistas.

Sin embargo, estas manifestaciones de racismo e intolerancia persistentes están siendo reforzadas en los últimos meses por las acciones de grupos organizados que pretenden normalizar el odio al diferente. Frente a la solidaria respuesta de València a las personas refugiadas llegadas en el Aquarius en junio, España 2000 puso en marcha una campaña de rechazo a la acogida y al día siguiente de que unos pocos ultraderechistas se concentraran en el puerto aparecieron, en el mismo lugar, varios folletos en los que se acusaba a comerciantes paquistanís de financiar atentados y se facilitaba la dirección de sus tiendas. También activistas del grupo neofascista francés Generation Identitaire se desplazaron a València para realizar una acción a la llegada del Aquarius, aunque fueron interceptados por la policía en las inmediaciones del puerto cuando intentaban acceder a la zona de recepción del barco.

Durante los meses de julio y agosto ha habido al menos ocho ataques neonazis contra entidades que defendemos los derechos de las personas migrantes, centros religiosos y académicos y contra formaciones políticas y culturales que apuestan por la acogida y la integración. El primer fin de semana de julio, la placa de la Comissió d’Ajuda al Refugiat del País Valencià (CEAR-PV) apareció tachada con un espray de color negro. También sufrieron pintadas a mediados de julio la Facultad de Psicología (“Arriba España, abajo inmigración”), Lambda y el Octubre Centre de Cultura Contemporània.

En la madrugada del 26 de julio, la Gran Mezquita de València fue ensuciada con pintadas y carteles con mensajes racistas e islamófobos. En lugares bien visibles colgaron un cartel con la leyenda “Stop Islam. Stop Jews” y estamparon grafitis con simbología nazi y xenófoba (la esvástica y la cruz solar acompañaban textos contra los “moros”). Además, en la verja de acceso a la mezquita colgaron despojos de un cerdo con una evidente intención ofensiva y amenazadora contra la comunidad musulmana. Esa misma noche fueron manchados con simbología nazi los jardines del MuVim y la sede de Compromís en València. La policía identificó a varias personas con botes de pintura en las inmediaciones y varias cámaras de seguridad grabaron los ataques. Por lo tanto, los presuntos autores de estos actos vandálicos de odio estarían ya identificados. La asociación València Acull fue atacada dos veces en la misma semana. El 30 de julio fueron tapados los carteles de la entrada con los insultos “mafia”, “mierda” y “demás basura”; el 3 de agosto, la fachada apareció cubierta con cuatro cruces nazis de gran tamaño.

Este tipo de acciones racistas y xenófobas no son nuevas, pero ahora se producen en un contexto de creciente criminalización de la inmigración y las minorías étnicas que favorece la violencia directa contra las personas. Estos grupos neonazis alimentan el odio y el miedo, sintiéndose amparados para actuar por el discurso de algunos medios de comunicación y políticos que presentan las llegadas de inmigrantes y personas refugiadas como una invasión que amenaza nuestra cultura y bienestar.

Las organizaciones sociales creemos que estas agresiones no son hechos aislados ni sus autores actúan a título personal, sino que se trata de una campaña planificada por grupos ultraderechistas organizados con el objetivo de contribuir a crear la sensación de que existe un clamor popular contra las personas migrantes y otros grupos vulnerables. De esta forma, no sólo tratan de intimidar a la población migrante y deslegitimar el trabajo de quienes defendemos la integración y la convivencia intercultural, como base de una sociedad cohesionada e inclusiva, sino que van creando un ambiente propicio para justificar nuevas y más violentas agresiones.

Además, la impunidad en la que quedan la mayoría de sus acciones es un aliciente para repetirlas. La escalada de estas acciones racistas y xenófobas nos hace temer que sus autores, si no son sancionados, decidan actuar con mayor agresividad. Si ofenden con sus pintadas, pero no pasa nada, lo siguiente es el ataque directo a quienes son objeto de su odio: las personas extranjeras, las minorías étnicas, sus organizaciones y quienes les apoyan.

Por todo eso, exigimos a las administraciones local, autonómica y estatal:

-Un incremento de las medidas de prevención contra las actuaciones que incitan directa o indirectamente al odio, la hostilidad, la discriminación y/o la violencia contra personas o grupos por motivos racistas, ideológicos o religiosos.

-El esclarecimiento de las agresiones neonazis y actuaciones contundentes contra los responsables materiales e intelectuales para que se desmantelen definitivamente estos grupos violentos y se eviten ataques similares o de mayor gravedad.

-Impulsar campañas continuadas en el tiempo que muestren la realidad cotidiana de las personas migrantes y otros grupos vulnerables, y destaquen los valores de la interculturalidad y la tolerancia.

-Trabajar estrategias y asegurar su implementación con los cuerpos de policía para la identificación y erradicación del racismo.

Todas estas iniciativas pretenden fomentar la igualdad de derechos y obligaciones entre las personas con independencia de su origen étnico o cultural, contrarrestando los discursos racistas y xenófobos tan habituales. En este sentido, reclamamos que las políticas públicas contra la discriminación hagan comprender a toda la ciudadanía que la principal amenaza al Estado de derecho, la democracia, la convivencia, la cohesión y la paz social “no son, como cada vez cree más gente”, los inmigrantes, las minorías étnicas y otros grupos de población, “sino el racismo y la xenofobia”, tal como aseguran las y los expertos en la materia. Si no se actúa de forma inmediata, nos arriesgamos a que el racismo social e institucional siga suponiendo “una seria amenaza para la cohesión de la sociedad valenciana en su conjunto y podría arrastrarla a conflictos y enfrentamientos importantes en un futuro no lejano” (Estrategia valenciana para la igualdad de trato, la no discriminación y la prevención de los delitos de odio, Instituto de Derechos Humanos, Universitat de València, 2017).

Entidades sociales y plataformas que se adhieren a este comunicado:

Comissió d’Ajuda al Refugiat del País Valencià (CEAR-PV)
Fundación Cepaim
Fundación Secretariado Gitano (FSC)
Movimiento contra la Intolerancia (MCI)
València Acull-Red Acoge
Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad (MPDL)
ACCEM
Centro Islámico-Gran Mezquita de València
Colectivo Sur Cacarica
CEDSALA
València es refugi
Centro Cultural Islámico de València
Amigos Mira España
Jarit
Associació de Veíns i Veïnes de Natzaret
PAHterna
CIM Burkina
Alianza por la Solidaridad
Intersindical Valenciana
Perifèries del Mon
CC OO-PV
Asamblea de Solidaridad con México-PV
Obrim Fronteres
AMIDIE
Afrovalencians
BDS País Valencià
Menuts del Món
Centre Social Terra
SETEM Comunitat Valencia
Unió Pobles Solidaries
Antimilitaristes-MOC
Candombe
Entreiguales
Ca Revolta
Coordinació Valencia de Solidaritat amb Colòmbia (CVSC)
Mesa d’Entitats de Solidaritat amb els Immigrants
ACOEC
HOAC
UnidosXelbuenvivir
Fundación Juan Ciudad
AESCO
Coordinadora Valenciana de ONGD
Pobresa Zero
JOVESOLIDES
Campaña por el Cierre de los Centros de Internamiento para Extranjeros CIE No
ISF Valencia (Asociación Valenciana de Ingeniería Sin Fronteras)
ECOSOL
Petjades
Col.legi Oficial d´Educadores i Educadors Socials de la Comunitat Valenciana
EAPN Comunidad Valenciana
European Network of People of African Descent
Equipo de Implementación del Decenio Internacional para los Afrodescendientes para España
Atelier
Fundación Interred
Iniciatives Solidaries

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s